Imprimir

Durante esta semana se encuentran en París los miembros del Grupo de Trabajo sobre la de la Ayuda (WP-EFF, por su sigla en inglés) para la última gran cita preparatoria antes del IV Foro de Alto Nivel en Busan. Entre el 29 de noviembre y el 1 de diciembre de 2011, la segunda ciudad más grande de Corea acogerá unos 1.900 delegados que decidirán, de mano de sus ministros, sobre el futuro de la calidad de la cooperación al desarrollo. Desde el Foro anterior, celebrado en en septiembre de 2008, el mundo occidental no ha salido de la crisis, y ante los profundos cambios en el escenario internacional los nervios son más que obvios.

por Nils-Sjard Schulz

Los actores tradicionales, y especialmente las instituciones multilaterales pendientes de una gobernanza global en plena ebullición, apuestan por integrar a los nuevos actores, como Brasil, China e India. Estos por su parte tienen poco interés en participar en espacios liderados por un club de donantes, la OECD. Precisamente por oposición de estos poderes emergentes, la OECD, a sus 50 años, no ha logrado reafirmarse como plataforma de primer grado en el contexto del G20. Mientras tanto, en el WP-EFF hay una marcada tendencia a diluir responsabilidades y compromisos de la calidad de la ayuda, supuestamente para facilitar un gran consenso global entre nuevos y viejos donantes.

No obstante, en esta ruleta de minimos denominadores comunes se está perdiendo la visión hacia los países en desarrollo. En vista de que los resultados de la última encuesta de seguimiento son pésimos en el lado de los donantes (ver un conciso análisis de la UKAN británica [pdf]), muchos países socios exigen que los compromisos de y París se cumplan de una vez. Es evidente que para ello hace falta un sistema de rendición de cuentas capaz de incentivar cambios reales, con algún componente de ‘enforcement‘. Otro grupo poco visible todavía es la creciente clase media de las naciones, tales como Colombia, Indonesia, Sudáfrica o Tailandia, todos participantes en el WP-EFF, pero incómodos con unas dinámicas que parecen priorizar los grandes acuerdos entre donantes tradicionales y economías emergentes.

En este marco sin duda complejo, ya están circulando algunos documentos clave para la preparación de Busan que esta semana se debatirán y refinarán en el avispero de París:

Sobre el evento mismo del HLF, ya contamos con una primera agenda del evento [pdf], que explica también cómo los bloques temáticos [doc], por ejemplo el relacionado con cooperación Sur-Sur [pdf], informarán la dinámica de los debates políticos. Del Foro saldrá un acuerdo que aún está sufriendo cambios sustanciales, pero como referencia inicial merece la pena echar un vistazo a este segundo borrador avanzado [pdf].

Precisamente sobre este posible acuerdo hay un debate agitado, ya que pretende redefinir el futuro de la cooperación al desarrollo. En este contexto, han aparecido posicionamientos por parte de diferentes actores, entre ellos el Grupo de Contacto de los Países Socios participantes en el WP-EFF [pdf], de los países africanos [pdf] y de Asia-Pacífico [pdf], además de los centroamericanos agrupados en el grupo SICA+ [pdf]. La Unión Europea también acaba de lanzar una perspectiva común [pdf], al igual que las organizaciones de la sociedad civil [pdf].

Fuente: Foro AOD

Posición española al IV Foro de Alto Nivel de Busan

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

  Acepto las cookies de este sitio.
EU Cookie Directive Module Information